30 de octubre, 2022

El Banco del Bienestar, el banco quebrado

Por Asael Polo
Compartir

Hay diversos riesgos financieros a los que se enfrentan las instituciones bancarias, por lo que resulta de gran importancia conocerlos y así protegerse. Si bien es imposible eliminarlos por completo, dado que está ligado a la incertidumbre y los cambios contantes de la economía en el futuro, si pueden mitigar sus consecuencias y la posibilidad de obtener malos resultado.

De tal modo, el riesgo crediticio es el riesgo que más significado le da cualquier institución que otorga un crédito, la cual, en primera instancia, se protegerá con políticas crediticias que han resultado ser efectivas para evitar el riesgo de liquidez o, en otras palabras, la morosidad. Estas suelen ser conocidas por cualquier persona que se haya acercado a obtener un crédito, como lo son: comportamiento en el buró de crédito, capacidad de pago, ingresos, garantías, etc.
Sin embargo, y a pesar de ser los alineamientos más básicos de la administración bancaria, resulta increíble que el Banco del Bienestar, se haya pasado por alto los fundamentales más elementales de la operación de un banco. Y no necesariamente con el fin de facilitar un crédito a la ciudadanía, sino con la moción de captar clientes potenciales para las próximas elecciones. El crédito fue a la palabra y este se dejó de otorgar pocos meses después de la apertura de ?la tentativa de banco?. Pero veamos con cifras a que nos referimos:
Banco del Bienestar tuvo al cierre de 2021 una cartera vencida que ascendió a los 507 millones de pesos sobre una cartera total de 2,500 millones de pesos, un porcentaje de morosidad tan elevado que fácilmente podría superar las cifras tan escandalosas de aquel quiebre de Lehman Brothers y la crisis fraguada en 2008.
Para la primera mitad de 2022, la cartera vencida pasó del 35% en diciembre de 2021 al 4%, una disminución tan significativa que muchos podrían aplaudir la buena estrategia del banco para convencer a sus derechohabientes de pagar; incluso, se le atribuyó tal resultado al exhorto que en una mañanera López Obrador le hizo a la gente a cubrir sus saldos vencidos. Sin embargo, el saneamiento de la cartera vencida viene de algo que el mismo presidente ha satanizado: compra de la cartera por parte del gobierno. En otras palabras, privatizó la deuda de sus clientes electorales a los contribuyentes, al mero estilo del Fobaproa de 1995.
Hoy en día, el Banco del Bienestar ni otorga crédito ni capta recursos, sólo tienen en mente distribuir el dinero de los programas sociales del presidente y a largo plazo, de los cuales, ni los montos totales de ese dinero se tiene al negarle la información al INAI. Si ya tenemos una refinería que no refina y un aeropuerto que no tiene vuelos, qué más da tener un banco que no es banco.

Compartir

Autor

Asael Polo

Economista por la UNAM. Especialista en finanzas bancarias y política económica. Analista en Dicre, escribe para Asuntos Capitales, El Tintero Económico y México Libertario.

Asael_Polo10

Trending

La Super Secretaría de Gobernación: Como en los años 70´s

Después de que la Cámara de Diputados aprobará el proyecto que mantendrá a los Militares en las calles hasta el 2028 con la ma

SANTA FE, EL LUGAR FAVORITO DE OBRADOR PARA ATENTAR VS LA PROPIEDAD PRIVADA

¿Qué sucede en Santa Fé? Es una pregunta constante que se han hecho muchas personas en estos últimos días, a pesar de que las

Palabras mágicas

"La historia la escriben los vencedores", reza el conocido adagio que pareciera mandamiento de quienes ostentan el poder para entr

Columnistas