Por presiones de la OTAN, dejan fuera a Rusia de los Juegos Olímpicos

Publicado en Coordenadas el martes 21, junio, 2016

La Federación Internacional de Atletismo (IAAF), reunida este viernes en Viena (Austria), decidió mantener la prohibición a Rusia, que no podrá competir en los próximos Juegos Olímpicos de Río de Janeiro (5 al 21 de agosto), según acaba de anunciar Sky News. La noticia sentó como un jarro de agua fría entre la delegación rusa, a menos de dos meses del inicio de los Juegos. Todo y así, aún queda la posibilidad de que el equipo reciba un permiso especial por parte del Comité Internacional Olímpico la próxima semana.

El Consejo de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) se reunió en Viena para decidir si levantaba la prohibición al conjunto ruso, después de escuchar a un grupo de trabajo que este viernes se reafirmó en la idea de que subsisten problemas significativos de dopaje en Rusia. La suspensión se impuso por primera vez en noviembre y se amplió en marzo.

La prohibición inicial se produjo después de un informe elaborado por una comisión independiente de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) que reveló el dopaje generalizado dopaje patrocinado por el propio Estado, aspecto éste último que hoy mismo se encargó de desmentir el presidente del país, Vladimir Putin desde San Petersburgo, donde asiste a una importante reunión económica: “Nunca hemos apoyado ni apoyaremos a los tramposos. El compromiso de Rusia contra el dopaje es total y absoluto”, dijo.

Un grupo de trabajo dirigido por el noruego Rune Andersen supervisó los avances registrados en la anunciada reforma del programa antidopaje de Rusia, y en marzo informó de que no se habían “registrado importantes avances”.

El miércoles, la AMA publicó otro informe demoledor sobre la situación del dopaje en Rusia, una de las grandes potencias del mundo, como lo demuestra el hecho que fueron segundos por detrás de Estados Unidos en el medallero de atletismo de los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Ese informe revela 52 nuevas pruebas fallidas así como los intentos para evitar, obstaculizar o intimidar a quienes trataban de ‘cazar’ a los tramposos, lo que sugiere que los intentos por cambiar la cultura de dopaje en Rusia han fracasado.

Vía Regeneración