De la mojigatería e hipocresía de la izquierda por un topless

Publicado en Coordenadas el viernes 17, junio, 2016

Por Victor Hernández

Me esperé unos días para publicar esta columna porque no le quise hacer el caldo gordo al Panal, pero es algo que se tiene que decir porque pone en evidencia la mojigatería que la hipocresía que son dos de los peores lastres de la izquierda que le impiden crecer ante el electorado.

El martes 31 de mayo, el PANAL hizo un acto de cierre de campaña en el DF en el cual llevó a unas modelos en topless, pero con el logo del PANAL pintado en el pecho. Esta es la foto:

topless_panal

En la izquierda no faltaron los tuits mojigatos de siempre, sin decirlo abiertamente (por cobardes) pero sugiriendo que está mal que una mujer use su cuerpo desnudo para promover un mensaje político.

Pero los mismos que se quejaron de las modelos topless del PANAL nunca se quejaron del topless que hizo la izquierda en 2013 para protestar contra la reforma energética privatizadora de Enrique Peña Nieto:

topless_petroleo2

topless_petroleo

Como tampoco se han quejado jamás de los topless de Femen, o de los que se vieron en 2008 contra la reforma energética de Felipe Calderón. En ese entonces, miren lo que son las cosas, el único que se quejó de que una joven en topless se pintó un mensaje contra la privatización del petróleo fue el monero de la derecha.

¿Por qué entonces la hostilidad contra los topless del Panal? ¿Simplemente porque los hace el Panal?

Pues qué hipócritas. Porque si el problema es el partido, ¿por qué enfocan los ataques en el desnudo en sí?

Esto lo que sugiere es que el mismo machismo y la misma mojigatería religiosa de la que dice quejarse la izquierda prevalece en la izquierda y usan tanto el machismo como la mojigatería cuando les conviene a sus intereses políticos.

Lo cual pinta muy mal a la izquierda, ya que los muestra mochos, intolerantes, censores, machistas y de pilón hipócritas por muy feministas que aleguen ser.

«¡Es que el Panal usó dinero público para pagar a mujeres para desnudarse!» fue el alegato del periodista Gustavo Sánchez, a quien siempre he respetado.

Suponiendo que fuera el caso, ¿y qué?

¿Qué tiene de malo que se use dinero público para pagar a modelos desnudas para una campaña política?

¿Es pecado? ¿Es inmoral? ¿Las modelos son pecadoras o inmorales por ejercer la profesión de modelos? ¿La sociedad debe impedir a toda costa que la mujer haga con su cuerpo lo que se le pegue la gana?

Luego de eso Gustavo comparó al topless del PANAL con las edecanes de Cuauhtémoc Gutiérrez. Pero esa comparación es falaz. Por varias razones:

  1. Quitarse la ropa para un acto público no implica un acto sexual, cómo si era requerido de las edecanes de Cuauhtémoc Gutiérrez.
  1. No hay evidencia de que se haya forzado o hecho aceptar con engaños a las modelos del Panal para desnudarse. En el caso de Cuauhtémoc Gutiérrez sí se les convenció con engaños de darle sexo a Cuauhtémoc Gutiérrez.
  1. Por si no quedó claro: Un desnudo no es un acto sexual en sí, sino una manifestación de libertad de expresión. Particularmente cuando se hace para dar a conocer un mensaje político. El contratar a alguien para favores sexuales con engaños como ocurrió con las edecanes de Cuauhtémoc Gutiérrez es equivalente a trata de personas. Son dos cosas completamente distintas.

Es una verdadera VERGÜENZA que la izquierda caiga en esas actitudes mojigatas, descalificando a las mujeres que deciden mostrar su cuerpo en público. Ya nadamás falta que les exijan que recen el rosario y el padre nuestro para que purifiquen sus pecados.

Eso sí; de esta otra foto, los fans de Morena, que son los que más se quejan de los desnudos femeninos, jamás se han quejado:

amlo_edecanes

Hipócritas que son…

PD: En 2012 la campaña de AMLO usó de modelo a Luisa Alcalde, quien luego fuera diputada federal, para un spot en el cual lo primero que aparece de ella son sus piernas. Así que, insisto, los fans de Morena son unos hipócritas.

Vía Blog De Izquierda