El cansancio de una madre en vela, explicado a su marido en ocho dibujos

Publicado en Coordenadas el sábado 27, octubre, 2018

Aurora tiene cinco meses. El fin de semana del 6 y el 7 de octubre tuvo una noche en la que durmió poco. Y su madre, Mattea Goff, no durmió nada. A la mañana siguiente, su marido le preguntó por qué estaba de tan mal humor. “Me costaba encontrar las palabras para expresarlo”, dice Goff en Facebook, donde ha publicado los dibujos que hizo para explicar lo mal que lo había pasado la noche anterior. El post ha sido compartido más de 200.000 veces en dos semanas desde el 11 de octubre. Y ella tiene poco más de un centenar de amigos en esta red social.

Este pasado fin de semana me costó encontrar las palabras (quizá porque no había dormido nada) para expreasr a Kris por qué no estaba del mejor humor a primera hora de la mañana. Así que me senté con mi café y le dibujé esto.

En los comentarios de la publicación de Facebook hay miles de personas etiquetándose unas a otras. Los dibujos reflejan situaciones a las que están acostumbradas muchas madres. “Empecé dibujando un garabato y se convirtió en muchas más”, dice Goff, estadounidense de Texas, a la cadena de televisión ABC. Esta es la crónica de la noche que se pasó en vela, en ocho dibujos en cinco fotos.

– Pezones inútiles.

– 2 horas después.– De verdad que tengo que cortarle las uñas.

– Aún pezones inútiles.

– Bueno, tengo que limpiar esto.– Patada, patada.

– Me estoy congelando ¿Por qué está tan sudada?– Buenos días cariño. ¿No es genial dormir? Vamos a acurrucarnos.

– Aún completamente inútiles.

Su marido, Kris Goff, se pasa toda la noche durmiendo. En las entrevistas que ha concedido a medios estadounidenses, Goff asegura que pareja también asume la crianza del bebé y de su otra hija, de cinco años.

“Estoy dando el pecho exclusivamente. Ha sido mi elección”, añade la madre en ABC sobre esa noche. Sin embargo, varias de las tareas que muestran los dibujos se pueden realizar aunque no des el pecho.

Según explica en BuzzFeed, Goff considera que muchas madres están empatizando con sus dibujos porque reflejan situaciones cotidianas: “Creo que estos garabatos conectan con madres porque es difícil explicar el cansancio si no lo has vivido. Pero cuando eres capaz de transmitirlo con imágenes, es algo fácil de compartir si no te salen las palabras”.

Los virales sobre crianza son un clásico de internet. Madres y padres se ven identificados en alguna publicación en particular y es habitual que compartan en sus redes sociales. Otro ejemplo reciente es la carta Querido marido. Una madre pedía a su pareja que hiciese la parte que le corresponde en las tareas del hogar: “Te estoy contando cuanto te necesito y si sigo a este ritmo me voy a romper. Y eso te haría daño a ti, a los niños y a nuestra familia”.

 

(Vía Verne)