Ocho décadas después

Publicado en Cultura el miércoles 8, mayo, 2019

Fue en 1939 que la cinta «Lo que el viento se llevó», llegó a la pantalla grande para convertirse en una leyenda del cine

Paola Orozco

Han pasado ya 80 años de que el largometraje «Lo que el viento se llevó» se estrenó como adaptación de la novela escrita por Margaret Mitchell y bajo la dirección de Victor Fleming.

La cinta, ambientada en 1861, estelarizada por Vivien Leigh en el papel de Scarlett O’Hara y Clark Gable como Rhett Butler, narra la vida de la hermosa pero caprichosa Scarlett, quien tiene una vida de lujos y comodidades en Tara, una región del sur de Estados Unidos. La joven, quien es perseguida por los hombres por sus encantos, vive enamorada de Ashley Wilkes (Leslie Howard), pero para su descontento él decide hacer una vida con su prima Melanie Hamilton (Olivia de Havilland), lo que la hace estallar de celos y la lleva a cometer grandes errores que la convierten en una mujer aún más fría y calculadora, pero al mismo tiempo fuerte para sacar a su familia adelante cuando se presentan las consecuencias de la Guerra de Secesión. 

Durante el desarrollo del largometraje, O’Hara conoce a Rhett, un aventurero y apuesto hombre que sueña con hacerse millonario y conquistar a la protagonista, quien lo rechaza más de una ocasión convirtiendo su travesía en una historia de drama con tintes de comedia.

Aquí te presentamos las frases que más marcaron la historia de este largometraje que cuenta con 3 horas y 58 minutos de duración y de la cual se desprendieron 13 nominaciones a los Premios Óscar, logrando llevarse 8 estatuillas a casa incluyendo Mejor Película.

“Y ahora que eres tan rica puedes mandar a todo el mundo al diablo como siempre has dicho que querías hacer”. 

— Rhett Butler

“Siempre que estreno un sombrero se me borran de la cabeza toda clase de cuentas y de números”. 

— Scarlet O’Hara

“¿Por qué hay que ser tonta para cazar marido?”.

— Scarlet O’Hara

“Yo busco la paz, quiero ver si consigo hallar algo que tenga algún encanto y dulzura en la vida”. 

— Rhett Butler

“¿Nunca te cansas de casarte con hombres que no amas?”.

— Rhett Butler

“Te quiero como no he querido nunca a ninguna otra mujer y te he esperado como jamás hubiera sido capaz de esperar a otra”.

— Rhett Butler

“Aunque tenga que matar, engañar o robar, a Dios pongo por testigo de que jamás volveré a pasar hambre”.

— Scarlett O’Hara 

“He aquí un soldado del Sur que te quiere, que quiere sentir tus abrazos, que desea llevarse el recuerdo de tus besos al campo de batalla. Nada importa que tú no me quieras. Eres una mujer que envía un soldado a la muerte con un bello recuerdo. Scarlett, bésame, bésame una vez”.

— Rhett Butler

“Tara… es mi hogar. Iré a mi casa, idearé algo para hacerle volver. Después de todo, mañana será otro día”.

— Scarlet O´hara

“Abre los ojos y mírame. No, no creo que te bese. Aunque lo necesitas. Eso te pasa. Deberían besarte, a menudo. Y alguien que sepa”.

— Rhett Butler

“A pesar de ti, de mi y del mundo que se desquebraja, yo te amo”. 

— Rhett Butler

“Francamente querida, me importa un bledo”. 

— Rhett Butler