Phillip come 6 cajas de cereal y 7 litros de leche cada semana, además de 5 kilogramos de azúcar cada 9 días.

Publicado en Magazine el martes 5, diciembre, 2017

Las personas se pueden hacer adictas a miles de cosas que pueden terminar con su tranquilidad y con sus vidas. Algunos no pueden dejar el tabaco, el alcohol o el juego, pero Patrick lo que no puede dejar es de comer cereal. Una mala costumbre se convirtió rápidamente en adicción y ahora está destruyendo el bienestar de su familia.

Phillip Patrick, de 19 años, tenía un buen estilo de vida y una dieta saludable y variada, eso hasta que tuvo que vivir solo desde hace 3 años. Ahí comenzó a realizar una actividad que después se convertiría en un terrible hábito: comía la impresionante cantidad de 13 platos de cereal junto con 138 cucharadas de azúcar.

Phillip, quien ha comido un estimado de 14 mil 235 platos de cereal en 3 años, devora 6 cajas de cereal y 7 litros de leche cada semana. Además, 5 kilogramos de azúcar cada 9 días. Parece que le gusta lo dulce, pues el té también lo tomaba con 6 cubos de azúcar.

Su peso se ha disparado casi 26 kilos en los últimos tres años, pesando en la actualidad 95 kilogramos. Ahora el papá de un pequeño, busca ayuda para su adicción, ya que los médicos le han dicho que podría desarrollar cáncer o tener enfermedades en el corazón si continúa de la misma forma.

“Realmente estaba afectando mi vida. Mi vida sexual también, solía ser regular y ahora raramente pasa. Sophie (su esposa) se enoja porque si salimos a cenar, sólo pido un pastel de chocolate y lo termino en 3 minutos”.

Mientras come cereal, él suele ver sus programas de televisión favoritos. Phillip indica que cuando tiene cereal está “bastante feliz”, en cambio si no lo obtiene se irrita mucho. “Necesito recuperar mi vida”, dijo.

Todo en extremo es malo, no solo es la cantidad de cereal, sino de azúcar y la falta de ejercicio lo que podría estar afectando su vida.