‘THE BIG BANG THEORY’: GUERRA DE DISFRACES POR HALLOWEEN

Publicado en Magazine el sábado 27, octubre, 2018

Como buena sitcom televisiva, ‘The Big Bang Theory’ no vuelve a desaprovechar la oportunidad de celebrar Halloween con un episodio temático. Eso sí, en esta ocasión, algo más descafeinado aunque en cierto sentido también adorable.

Ha llegado por fin Halloween, una oportunidad perfecta para que los más frikis tengan una oportunidad de sacar sus mejores disfraces del armario. Mientras que Leonard y Penny deciden organizar una fiesta de disfraces en casa, en la universidad los científicos pueden acudir disfrazados. El mejor gag del episodio, que ya fue adelantado hace semanas en las promos de la serie, se esfuma en cuestión de segundos: Howard aparece en la oficina vestido del mismísimo Sheldon, algo de lo que el físico no se da cuenta hasta que es demasiado tarde. Se viste como él, anda como él y habla como él. Lo cierto es que su imitación, aunque pierde efecto a los cinco segundos de aparecer en escena, es bastante divertida.

Cuando Sheldon descubre no solo que Howard se ha disfrazado de él sino que, de alguna forma, sus amigos se ríen de él no solo ahora sino continuamente, se siente muy dolido. Desde nuestro punto de vista no es para tanto: al final, en esta serie se ríen unos de otros constantemente e incluso hay alguna amistad, como la de Sheldon y Howard, que parece todo lo contrario. En cualquier caso, Sheldon está tan disgustado que decide quitarse su disfraz de Doc de ‘Regreso al futuro’. Amy, compadecida por la confusión y tristeza de su marido, acude a Bernadette para pedirle que inste a Howard a disculparse ante Sheldon, en un movimiento que podríamos únicamente justificar para que ambas mujeres salieran en pantalla en este episodio.

Como Bernadette se niega, Sheldon y Amy deciden aparecer en la fiesta de Penny y Leonard vestidos de los Wolowitz. La tensión crece, salta alguna chispa, y los otros cuatro invitados de la fiesta (algo nos dice que estos chicos no tienen más amigos o que los sueldos de los actores son tan altos que no les permiten contratar a extras) disfrutan con la pequeña discusión. No obstante, la guerra no dura demasiado. Bernadette regresa a casa enfurecida y, al día siguiente, las tornan cambian cuando es Howard quien le pide a Sheldon y Amy que se disculpen ante ella.

Curiosamente, es Sheldon quien finalmente cede y acude a casa de los Wolowitz a disculparse, para descubrir con sorpresa, que Bernadette y él tienen mucho en común, y que ambos han sido siempre objeto de burla, desde que eran pequeños. Las parejas entierran el hacha de guerra pero lo cierto es que aquí la verdadera riña ha sido entre Amy y Bernadette y se han olvidado de mostrar a las dos reconciliándose.

Podríamos decir que no debemos olvidar la segunda trama del episodio pero lo cierto es que es bastante olvidable. Leonard recuerda que el primer beso entre él y Penny fue en Halloween de hace muchos años en el sofá de su casa. Penny dice recordar otra cosa no una, sino dos veces, y finalmente descubrimos que la chica prefiere recordar otro momento como su primer beso ya que en el primero (de verdad) estaba muy borracha y no quiere que ese sea el recuerdo que quiera guardar toda su vida. Adorable… y aburrido.