​Los ‘Pejistas’ Michoacanos

Publicado en Michoacán el miércoles 15, junio, 2016

Por Alejandra Bravo

 

Cualquiera pensaría que al apoyar la lucha de la CNTE, AMLO se catapulta sin interrupciones rumbo a Los Pinos ¡Grave error! Y es que no es precisamente la CNTE el grupo político de intelectuales que lucha en contra de la privatización de la educación pública del país. Digamos que la verdadera lucha centista es “quincenera”, algo así como “mis derechos y privilegios por seguir pegado a la cada vez más seca ubre gubernamental”.

 

No es pues el movimiento de la CNTE una lucha que goce del respaldo popular si lo que se desea es incursionar rumbo a la presidencia. AMLO juega peligrosamente con fuego al respaldar a dos presuntos criminales del Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación oaxaqueños, Rubén Núñez y Francisco Villalobos, detenidos recientemente por lavado de dinero.

 

En Michoacán, el movimiento lópezobradorista ha sido aplacado por la aún fortaleza perredista que se niega a incorporarse a ese rijoso proyecto populista. Solo son algunos políticos de la mal-llamada izquierda los que insisten en incursionar al amparo del mesías del frijol con gorgojo: la senadora Iris Vianey Mendoza y hasta el exsecretario de gobierno, Fidel Calderón Torreblanca; ambos, con la coincidencia de ser entenados políticos del exgobernador Leonel Godoy Rangel.

 

Pero Leonel Godoy no solo administró una suerte de caos y podredumbre gubernamental. Fue tan malo su actuar que el hoy gobernador Silvano Aureoles fue derrotado en su primera intentona por la gubernatura. Hoy Silvano podría estar más confortable sabiendo la suerte del también exgobernador Vallejo y su fallido gobierno. Podríamos decir sin exageraciones que a Silvano le fue mejor sin Leonel Godoy. Y es tan terco e insistente el fuego amigo, que ni si quiera en el PAN o el PRI Silvano Aureoles ha encontrado mayor oposición a su proyecto de gobierno como en sus propios correligionarios (con esos amigos…para qué quiero enemigos).

 

Un proverbio árabe dice que es mejor tener mil enemigos afuera que uno a dentro, y el gobernador Silvano se enfrenta a ese problema: a la guerra intestina que en nada abona a un desesperado actuar que rescate el proyecto perredista y que hoy, algunos pseudo izquierdistas simplemente desean echar por la borda ante el llamado de un pastor que los seduce cual indefensos borregos.

 

La convocatoria de movilización nacional impulsada por AMLO no es tampoco un indicio de que se hayan soltado los perros de la guerra. Es solo la definición concreta del quién es quién en este inicio de batallas que desencadenará en una contienda electoral en el 2018.

 

El gobernador Silvano y el PRD ya saben con quién contar, y es mejor saberlo desde ahora para evitar desencantos.