Gobierno de Salvador Jara con mayores índices de actos de corrupción: INEGI

Publicado en Michoacán el jueves 26, mayo, 2016

Por Alex Maldonado

Morelia, Mich., a 25 de mayo de 2016.- De acuerdo al reporte de la Encuesta Nacional e Calidad de Impacto Gubernamental del INEGI 2015, en México se registraron al alza en los actos de corrupción en las administraciones estatales que se desempeñaron el año pasado, y en la cual la propia encuesta ubicó a Michoacán como la quinta entidad con las mayores tasas de prevalencia de corrupción.

La Encuesta Nacional e Calidad de Impacto Gubernamental determinó que en ese ejercicio fiscal (que se registró de febrero a octubre de 2015), se presentaron mayores actos de corrupción, justamente en los últimos meses del periodo del ex gobernador Salvador Jara Guerrero.

Sólo por detrás de la inseguridad y de la delincuencia, cuya preocupación para los mexicanos se ubica en un 66.4 por ciento, la corrupción es el segundo problema -con un 50.9 por ciento- que preocupa a las familias mexicanas; así lo detalla este estudio realizado por el INEGI denominado «Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental» durante el 2015.

El estudio detalla que la tasa de prevalencia de corrupción fue de 12 mil 590 víctimas por cada cien mil habitantes; mientras que los actos de incidencia por corrupción alcanzan los 30 mil 97 ciudadanos por cada cien mil habitantes. La encuesta señala que estas experiencias de corrupción fueron sufridas por la población al realizar trámites, pagos y solicitudes de servicios públicos, además del contacto con autoridades y servidores públicos.

Como es de esperarse, el mayor porcentaje de actos o experiencias de corrupción se lo llevan las autoridades de Seguridad Pública, es decir: las policías, con un 55.2 por ciento, seguidas de los trámites ante el Ministerio Público, con un 23.7 por ciento; los trámites para abrir una empresa se colocan en el tercer lugar con un 22.3 por ciento; los trámites ante juzgados o tribunales en el cuarto lugar, con un 21.8 por ciento; los permisos relacionados con la propiedad ocupan el quinto lugar, con 16.4 por ciento; y los trámites vehiculares en sexto lugar, con un 14.8 por ciento.

Si vamos por entidades, la tasa de prevalencia de corrupción por cada cien mil habitantes: el primer lugar se lo lleva Morelos, con 20 mil 92 actos; el segundo lugar Sinaloa, con 18 mil 144; el tercero Chihuahua, con 17 mil 621; el cuarto la Ciudad de México, con 16 mil 167; el quinto Michoacán, con 16 mil 321; y el sexto Hidalgo, con 14 mil 728.

Pero si nos vamos a la tasa de incidencia de corrupción por cada cien mil habitantes: el Estado de México tiene el primer lugar, con 62 mil 160 actos; el segundo lugar lo tiene Sinaloa, con 58 mil 232; el tercero Sonora, con 33 mil 256; el cuarto Querétaro, con 28 mil 905; el quinto Tlaxcala, con 28 mil 711; y el sexto lo tiene la ciudad de Puebla, con 28 mil 296.

El INEGI detalla que la muestra abarca ciudades con cien mil habitantes o más; se realizaron a personas mayores de 18 años. Ahí el panorama: los actos de corrupción -por donde se le vea- siguen a la orden del día por todos lados; principalmente los trámites ante el Ministerio Público y -en estas situaciones que luego nos topamos- ante las autoridades encargadas de la Seguridad Pública -prácticamente- en todo el país.

Cabe destacar que en el periodo del neo priísta Salvador Jara, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó un daño al patrimonio de la Hacienda Federal por casi 4 mil millones de pesos. Asimismo, en ese periodo, Jara Guerrero no informó lo relacionado a cuentas bancarias, al flujo efectivo, los bienes inmuebles e intereses generados por los recursos que no se aplicaron,

Inclusive en su etapa de rector de la UMSNH, la Auditoría Superior de Michoacán confirmó que sí existen observaciones en contra del exmandatario, las cuales tienen que ver por el desconocimiento de 135 millones de pesos relacionados al bono sindical y despensa que se otorga al personal administrativo, es decir prestaciones sindicales no reconocidas.

El propio Congreso de Michoacán reconoció que en el ejercicio 2015 de la última administración estatal, la Cuenta Pública arroja inconsistencias, opacidad y desorden, lo cual provocó un adeudo de 31 mil millones de pesos.

Al momento de la entrega de la Cuenta Pública 2015, el actual secretario de Finanzas, Carlos Maldonado Mendoza, destacó que “temas como las participaciones entre agosto y septiembre a los municipios, por más de 400 millones de pesos; el no pago oportuno a la Dirección de Pensiones, hay una cantidad importante acumulada, no solo de la administración anterior; desorden y opacidad porque lo tengo que decir con esa contundencia por la forma que se venían haciendo prácticas ya no admitidas contablemente”.

Asimismo, el funcionario que la Cuenta Pública del ejercicio 2015, como la última de Salvador Jara, no cumple con las disposiciones de la Ley de Contabilidad Gubernamental y que la deuda que presenta al cierre de 2015 es de aproximadamente 31 mil millones de pesos, de los cuales 17 mil millones son de deuda a la largo plazo y 14 mil millones a otros acreedores.