Integrantes de bandas que se odiaban entre sí (y seguramente no sabías)

Publicado en Música el viernes 3, junio, 2016

¿Quién diría que los integrantes de bandas tan exitosas como estas se odiaban? Era difícil percatarse que los integrantes del grupo no se cayeran bien o que se hayan agarrado a golpes antes de subirse al escenario, ya que cada que los veíamos en escena estaban perfectamente coordinados, la interacción con los fanáticos que se quedaban a acampar fuera del foro era increíble y siempre estaban dispuestos a dar el mejor show.

A fin de cuentas son profesionales y saben perfectamente que su éxito se lo deben a todos los fans. Mira los integrantes de estas bandas que se odiaban entre sí.

Blink-182

Seguro creciste escuchando la banda de punk-rock californiana y tenías hartos a tus padres de tantas veces que ponías el disco Enema of the State. A pesar de que siempre demostraban que eran la banda más unida, resulta que no era así. El guitarrista Tom DeLonge dejó la banda (por segunda ocasión) en 2015 por las constantes discusiones y problemas legales. Lo bueno es que tenemos Blink-182 para rato y nos emocionamos cual niños de primaria cuando escuchamos su nuevo sencillo sin Tom.

Kings Of Leon

La rivalidad entre hermanos siempre está latente y formar una banda exitosa dónde se vean cara a cara todas las noches debe ser un martirio para ambos. Así es la historia de Nathan y Caleb Followill que siempre ha dado de que hablar por sus grandes riñas en hoteles o estudios. De hecho un día Nathan estaba tan enojado que terminó por romperle el brazo a Caleb. Qué feo ser de la misma sangre y no poder convivir.

The Libertines

Su música estaba en el punto más alto del rock y si algo los hizo llegar a ese punto fue la relación que tenían Pete Doherty y Carl Barat, los dos frontmen de la banda. Pero todo terminó en enojos, demandas y odio luego de que Pete robara decenas de cosas del apartamento de Carl. Hace un año se presentaron en el festival Corona Capital pero la energía jamás será la misma.

The Smashing Pumpkins

Siendo una de las mejores bandas del rock alternativo de los 90s parecía que nada podía salir mal ni nadie podía arruinar el tan soñado momento que todo músico tiene. Si tenemos que culpar a alguien, definitivamente sería Billy Corgan, quien se volvió loco y corrió a todos, ganándose el odio eterno de D’arcy Wretzky aún y cuando Corgan se arrepintiera años después. Estos días, una más sereno Corgan no descarta una reunión con la banda original.

Oasis

Así como los hermanos Followill, los hermanos Gallagher no se pueden ver ni en pintura. Noel abandonó la banda en el 2009 luego de culpar a Liam por estar demasiado borracho para conseguir buenas tocadas. Más tarde vendría la revancha de Liam y se burlaría de su hermano durante un show. Terminaron peleándose en Twitter y en la prensa, una, y otra, y otra vez.

Pink Floyd

La telenovela de Roger Waters contra David Gilmour quizás sea un tema que aún no conoces si nunca fuiste un fan muy clavado de Pink Floyd. Roger Waters, quien visitará México pronto, sintió que no tenía la libertad necesaria y renunció a la banda luego de The Final Cut, diciendo que le debían todo a él y exigiendo que el resto de los integrantes no tenían los derechos de tocar bajo el nombre de Pink Floyd. Gilmour no se quedó con los brazos cruzados y se adueñó del nombre, no sin antes verse las caras con Waters en la corte. Muchos años después, estos dos ya se llevan mejor…

Mayhem

Esta banda debería tener un trofeo a la más disfuncional, violenta y satánica del mundo. Mayhem es una de las bandas noruegas de Black Metal más importantes del género y el integrante Varg Vikernes perdió la cabeza por completo al enterarse que su compañero Euronymous lo iba a matar por ya no creer en la quema de iglesias ni los ritos satánicos. Varg lo apuñalo 23 veces. Si eso no es odio entonces no sabemos qué es.