Senador del PRI festeja aprobación de Ley que tolera la impunidad y la falta de transparencia

Publicado en Nacional el miércoles 15, junio, 2016

Por Alex Maldonado

Ciudad de México, a 15 de junio de 2016.- A pesar de que se presentó una iniciativa ciudadana de la Ley 3de3, con más de 600 mil firmas, y que tenía en su origen en el hartazgo social ante la impunidad y los actos de corrupción cometidos por servidores públicos, sin embargo el PRI decidió aprobar una propuesta de Ley General de Responsabilidades Administrativas minimiza el espíritu original de la propuesta ciudadana al eliminar la obligatoriedad de la publicación de las declaraciones de intereses, fiscal y patrimonial. Dicha iniciativa que tolera la impunidad y la falta de transparencia, fue festejada efusivamente por el senador priísta Ascensión Orihuela Bárcenas.

A través de su cuenta personal en Twitter, el candidato perdedor a la gubernatura de Michoacán, redactó: “En el PRI aprobamos la Ley de Sistema Nacional Anti Corrupción, estamos a favor de la transparencia”, esto después de que los senadores de ese partido aprobaran una propuesta que permite que el 3de3 sea obligatorio y público como plantearon los ciudadanos, por lo cual el Sistema Nacional Anticorrupción puede convertirse en una enorme simulación.

Orihuela Bárcenas fue señalado en la pasada campaña de haber cometido discrepancia fiscal entre sus ingresos y egresos, toda vez que el Senador priísta es propietario de 56 predios inscritos en el Registro Público de la Propiedad de esa entidad con un costo valuado en 302 millones de pesos aproximadamente, sin embargo, en los 30 años como servidor público, sus ingresos son aproximadamente de 45 millones de pesos.

Asimismo, ha estado envuelto en escándalos de corrupción, como el hecho de haber conformado un emporio de más de 100 propiedades junto a sus hijos y esposa, todo a costa del erario público.

Datos del Registro Público de la Propiedad, indican que sólo en Michoacán se logró verificar que 56 propiedades están inscritas a nombre de Orihuela Bárcenas, mientras que 41 más lo están a nombre de sus hermanos, hijos y esposa.

Orihuela es uno de los reyes de las berries en Michoacán, producto del cual es uno de los mayores acaparadores en el país, en un mercado que genera una derrama económica de 900 millones de dólares al año.

Senadores de oposición rechazan Ley

 

Tras la aprobación de la Ley General de Responsabilidades Administrativas, los senadores del PRD, PT y Morena hicieron un llamado a obedecer el mandato ciudadano plasmado en la iniciativa de la Ley 3de3, cuyo objetivo es la publicación completa y sin reservas de las tres declaraciones.

“Si en el dictamen no se incorporan estas obligaciones en los términos, el espíritu transformador y audaz del proyecto de la ley original habrá simplemente muerto”, aseveró Zoé Robledo del PRD.

El representante por Chiapas sostuvo que sin el 3de3 obligatorio y público como plantearon los ciudadanos, el Sistema Nacional Anticorrupción puede convertirse en una enorme simulación.

Por su parte, el senador Raúl Morón Orozco afirmó que la Ley de Responsabilidades Administrativas redujo el alcance y naturaleza jurídica de la Ley 3de3, al plantear la posibilidad de que las declaraciones patrimoniales omitieran información clave para la plena transparencia.

“También se produjo una decepción en la sociedad mexicana respecto a los alcances que podría tener el Sistema Nacional Anticorrupción y la lucha misma contra la corrupción”, agregó.

Aseguró que sería un grave error político y de interpretación jurídica dejar al libre albedrío del funcionario público o autoridad, la decisión de hacer públicos sus documentos y montos patrimoniales.

En tanto, el senador de Morena, Mario Delgado Carrillo sostuvo que la importancia de la Ley 3de3 radica en que el problema de la corrupción en México es tan grave que no permite avances graduales, sino que tiene que haber una medida radical que cambie por completo los incentivos de los funcionarios públicos para que dejen cometer actos de corrupción.

 “Necesitamos que 3de3 sea una victoria ciudadana irreversible; por qué la discrecionalidad en la publicidad de las declaraciones, si el problema que tiene el sistema político y lo político es de confianza, no puede haber ningún tipo de matiz”, concluyó.